Pages

Thursday, October 26, 2006

Tú no has de ser consumida

como la vida
pasó de largo.
maltratada y mal querida,
sin ver cumplida
ni una promesa
le dice mientras cepilla el pelo
de su princesa.

Tú no, princesa, Tú no.
Tú no has nacido
para pasar las fatigas
que yo pasé
sacándole el dobladillo
a un miserable
salario que no alcanza
a fin de mes.

1 comment:

Leonor said...

No tenía que ponerle corona
solo bastaba elevar el rezo
para que así en la princesa
ella alejara el día del dolor

(pero la consumación
portará siempre
varias caras)