Pages

Monday, November 13, 2006

Lazos


Extraña es nuestra situación sobre la Tierra. Pero hay una cosa que sabemos: el hombre está aquí por el bien de sus semejantes, sobre todo de aquellos de cuya sonrisa y felicidad depende la suya propia; y por el bien de los incontables desconocidos con cuyos destinos nos unen los lazos de la simpatía.

2 comments:

Leonor said...

Parcialmente en desacuerdo, como en mi propia opinión llevo una contradicción. Por lo tanto:
Yo en particular creo que uno se debe a sí mismo, pero si se adeuda por ene situaciones, comienza a a soldar huecos en el metal solidario o considerado que coopera en la construcción de los demás.
Reconozco que no doy la vuelta a estos pensamientos. Estoy opinando a medias, pero es algo que aún no puedo agarrar con mis dos manos...

nomecentro said...

Se dice que Einstein, autor de ésta y de varias frases parecidas, no predicaba con el ejemplo en su fracasada (?) vida familiar. Desde lo ideal de la parte teórica de nuestra moral, es criticable al menos por dividir al prójimo en categorías. Algo así se disculpa sin problemas; pero cualquiera que diga en serio que uno se debe a sí mismo es un anunciador de fracasos del que mejor sería huir.