Pages

Wednesday, March 11, 2009

Futuro condicionado

A Obama no le falta prudencia al declarar que el proceso de clonación humana es una abominación. Cuando la moral impregna los hechos objetivos la gente está dispuesta a sacar las conclusiones más opuestas. La política no puede olvidar que para muchos la biotecnología es una peligrosa e imprudente actividad. Estamos acostumbrados a usar viejos principios para enfrentarnos a la incertidumbre que crea todo proceso con riesgos. Evitar los métodos racionales es hacer uso del fundamentalismo.

1 comment:

nacho lillo said...

lo racional está preso, lo pasional está loco y enfermo...

oí alguna vez aquello del punto intermedio

pero es mejor clonarse o desaparecer en categorías habitables