Pages

Monday, November 24, 2008

Progreso

El orgullo herido afecta a la reflexión de todos por igual. La teoría de la evolución vino a perturbar la comodidad en la que nos sentíamos con nuestras ideas de siempre. El enfado creacionista por las ofensas recibidas se hizo permanente. Después de hermanarlos con el mono se falta al respeto a sus principios y argumentos. El largo camino desde formas inferiores de nuestra especie también trae la esperanza de que con el paso del tiempo ocuparemos un lugar más elevado.

5 comments:

nacho lillo said...

creo que mi ecosistema es tan caótico
y complejo, que hoy por hoy tanto me da suplir el mono por una oruga o quizá mejor por una preciosa cucaracha. Ninguno de estos progresos pudo acariciar las grandes preguntas.
Nosotros somos los únicos dioses capaces de construir una nuevo torema de la creación más apasionado desde nuestra absoluta ignorancia y error

Amalia said...

"El largo camino desde formas inferiores de nuestra especie también trae la esperanza de que con el paso del tiempo ocuparemos un lugar más elevado"... (Ibd.)


-> Pregunto: ¿vamos en camino a la elevación , no quiero ser escpética ni apocalíptica, pero las muestras están a la vista?...

Muchos saludos, No/Mecentro;

Aquileana.-

www.aquileana.wordpress.com

nomecentro said...

El progreso es parte consustancial nuestra desde antes de que bajáramos de los árboles y antes de que despertase el deseo de ir más allá de nuestra cuna. Es parte fundamental del proyecto que define a cada persona. El que niega el progreso de la humanidad es un corruptor del ambiente. Matar la ilusión es peor que ser agorero o aguafiestas. Es un crimen. Sirve de ejemplo cualquiera que se tomó el trabajo de dejar una obra trascendente. Nuestros mejores congéneres no apostaron por el sinsentido.

Iracundo said...

Luego tenemos la progresía, de los que sí apuestan por el sinsentido.

nomecentro said...

Nos falta objetividad. Retenemos del pasado una imagen ideal poblada de acontecimientos y descubrimientos. Pero apenas tenemos en cuenta las pequeñas miserias que la Historia no consigna.