Pages

Monday, November 30, 2009

Lugares comunes

Con la mitad de mis cosas en cada piso, el acto de nombrar mi casa me trae una ligera sensación de desarraigo. El nuevo es más libre y práctico. Es una decisión sin muchas dudas. Los recuerdos no van a perderse, pero los rincones que los evocan ya empezaron a desaparecer en grandes cajas. Vuelvo a pensarlo cada día, veo las ventajas más claras, y me cuesta marcharme igual.

3 comments:

KUBAN said...

Celebro enormemente hacer llegado hasta aquí. Un abrazo. Volveré.

nacho lillo said...

increible, no nos centramos ninguno de los dos, yo también estoy de mudanza

Absalon said...

Bueno, no me queda otra que estar de acuerdo con Kuban. Me ha gustado mucho este blog.