Pages

Wednesday, September 17, 2008

Divergencia

Dudaba mucho de que tuviéramos un camino común que recorrer, pero no imaginaba que el tiempo pudiese cambiarlo tanto. Apenas podíamos reconocer el amigo cercano que fue una vez. De entre todos nosotros el silencio fue el más elocuente. Me quedo con la imagen que guardaba aunque sea la menos real.

3 comments:

cacho de pan said...

tu texto resulta familiar...no puedo precisar por qué, supongo que tendrá que ver con experiencias parecidas.

nacho lillo said...

la devastación provocada por la distancia desemboca en una torrencial lluvia de lágrimas ahogadas y en un nudo ilocalizable en el vientre como una extenuación infinita que nunca cesa de drenar y preguntar y no poder hacer nada y no saber que hacer

Con olor a canela said...

En los últimos años he experimentado que la distancia nos hace idealizar personas, lugares y circunstancias.